Cruceros románticos en San Valentín 2012

Se acerca San Valentín y muchos de ustedes se estarán preguntando qué regalo podrían hacerle a sus novios, ya que muchas posibilidades están agotadas ya hace tiempo. Pues desde nuestra página les proponemos el mejor regalo, algo inolvidable, que quedará para siempre en sus recuerdos: un estupendo crucero de unos días visitando algunos de los lugares más románticos del mundo.

Existen múltiples opciones para celebrar San Valentín y alargarlo durante varios días convirtiéndolo en una pequeña luna de miel. Existe la posibilidad de hacer un crucero de 5 días o de una semana. Y para los que salen de América y quieren atravesar el Atlántico en un gran barco, el tiempo que dura el crucero es de unos 15 días.

En primer lugar, les proponemos un bello crucero que hará del día de los enamorados un día muy especial: un crucero por algunas de las islas más hermosas del Atlántico: Madeira y las Islas Canarias, ideales en pleno invierno por la suavidad de su clima. Estos cruceros suelen salir de Barcelona, pasando por Málaga y haciendo escalas en Tenerife, Funchal y Lanzarote. Hablando de islas, también hay estupendos cruceros por algunas de las islas del Mediterráneo: Sicilia, Córcega o Cerdeña. Pero un crucero por el Mediterráneo supone también visitas a algunas de las más bellas ciudades de Europa, ciudades llenas de historia. En Francia, en la Provenza y la Costa Azul, ciudades como Marsella o Niza. En el Adriático, Venecia y ciudades de Croacia, como Dubrovnik y Split; en las Islas Griegas, Atenas, Santorini, Rodas… y, por supuesto, en Turquía, Estambul.

Y uno de los cruceros de moda que también puede ser ideal para San Valentín, es un crucero por el Adriático, que les llevará a hermosas ciudades de Croacia (Dubrovnik o Split), tanto por su situación, frente a las aguas cristalinas del Adriático, como por sus excepcionales monumentos históricos. La mayoría de estos cruceros suelen hacer una escala en Venecia, una de las ciudades del amor por excelencia. Un destino ideal para el día de los enamorados, con sus canales, sus numerosos islotes y puentes y su bello casco histórico.

madeira-crucero-vacaciones
La noche en Madeira. Foto de Heinz_H.

Una opción para San Valentín es hacer un crucero con escala en Madeira, una de las islas más bellas del Atlántico.

Pero existen también otras posibilidades cuando se visita el Adriático, por su situación geográfica, muy cercana a las Islas Griegas, Turquía o Israel. Así, en San Valentín, si disponen de más días, además de visitar Croacia, también podrían ir a las Islas Griegas: Atenas, Rodas, Mikonos y Santorini. O si no, escoger, un crucero que salga de Venecia y pase por Bari, la isla griega de Rodas, Haifa, en Israel, y Pireo, en Grecia. Aunque también pueden ir por las Islas Griegas y luego la bella Estambul.

Puertos de embarque en Europa y América.

Para los viajeros que deseen celebrar San Valentín a bordo de un crucero por el Mediterráneo o por el Adriático, los puntos de partida suelen ser Barcelona, Valencia y Málaga, en España; Marsella y Niza en Francia; y el puerto de Civita Vecchia (Roma) y el de Venecia, en Italia. Para los enamorados que salen de América, hay trasatlánticos que parten de Miami o Fort Lauderdale (Florida) en Estados Unidos; y también de Buenos Aires y Brasil. En este caso, hay muchas otras opciones, además de hacer un crucero por el Mediterráneo y el Adriático, puesto que muchos viajeros procedentes de América, deciden hacer un crucero con escala en alguna de las islas más impresionantes del Atlántico: las islas Bermudas, Madeira y las islas Canarias.

Un crucero fluvial en San Valentín.

Pero, por otra parte, si desean pasar un San Valentín inolvidable, no sólo el mar les ofrece un marco ideal para disfrutar de su amor. También los bellos ríos que hay por el mundo pueden ser una vía perfecta por la que navegan hermosos cruceros con escala en lugares de gran belleza. Un crucero por el segundo río más largo de Europa, el Danubio, con salidas de Viena, con escalas en varios países: Austria, Eslovaquia y Hungría. Aunque, si disponen de más días, también podrían llegar al Mar Negro y visitar Serbia, Rumanía, Ucrania y Moldavia.

Más al norte, si escogen un crucero por el Rin, podrían visitar Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Hay cruceros de 5 días con salida de Colonia, con escalas en algunas ciudades de Alemania: Frankfurt, Heidelberg y Coblenza. O también: Dusseldorf, Maguncia y Friburgo. En Bélgica, podría visitar bellas ciudades, como Bruselas, Amberes o Brujas, una auténtica ciudad de cuento.

Nada más romántico que un pequeño crucero por París cuando el sol cae. Foto de Fotservis.
Nada más romántico que un pequeño crucero por París cuando el sol cae. Foto de Fotservis.

Pero si quieren hacer un crucero realmente romántico, hagan un crucero por el Sena, y visiten París, la ciudad del amor. Suelen ser cruceros que recorren ciudades de los Alpes, como Dijon, y llegan hasta Le Havre, en la costa noroeste de Francia. En este recorrido, el Sena divide París en dos, conformando la conocida Île de la Cité, donde se encuentra uno de los monumentos más visitados de París: la catedral de Nôtre Dame; y dividiendo la ciudad en dos partes, la parte norte o rive droite y la parte sur o rive gauche. De ahí que haya tantos puentes en París.

En el crucero que pasa por la ciudad, puede ver a orillas del Sena algunos de los monumentos más importantes de París: el Museo del Louvre, el Museo de Orsay, el Grand Palais o la Torre Eiffel. Los cruceros por el Sena que llevan al visitante a conocer París tienen recorridos cortos, de poco más de una hora y son bastante turísticos. Les aconsejamos también que en pasen la noche de San Valentín en alguno de los cruceros románticos que surcan el Sena por la noche y que les ofrecen una cena muy especial.

Escribir comentario