Barbados, escala caribeña en las islas de sotavento

Vista barbadiana. Foto de  KathyCat102.
Vista barbadiana. Foto de KathyCat102.

La isla de Barbados es la más oriental de las islas del Caribe y también la última del archipiélago de las islas de barlovento. Colonizada por los británicos, como todas las demás islas de la zona es un crisol de culturas y gentes venidas de Europa, África, Asía y América. Es un nuevo destino turístico, más preservado que sus vecinos y que además de naturaleza y playas ofrece parques naturales, tiendas de lujo, tranquilidad y un turismo diferente. Y por su puesto la alegría de vivir, la música y el ambiente caribeño que comparte con Trinidad y Tobago, Santa Lucia, San Vicente y Grenadinas, Dominica, Antigua, St Kitts y Nevis, Grenada, las islas francesas de Martinica y Guadalupe, las Vírgenes norteamericana y las británicas o las Antillas Holandesas.

Barbados se independizó de Gran Bretaña en 1966 pero la influencia británica se siente aún, con curiosas mezclas, sorprendentes, como en las Islas Bermudas. Así el inglés es la lengua, se juega al cricket y al polo, se bebe té y las orquídeas y los parques florales son uno de sus principales atractivos turísticos.

Como en todas las islas de las pequeñas antillas y, sobre todo, en este arco isleño que son las islas de barlovento, la costa este es más salvaje y la costa oeste más turística. Ello se debe a que los vientos y las olas del atlántico hacen a la zona oriental más batida y menos plácida para la instalación de las ciudades y los complejos turísticos. Por ello encontraremos las zonas urbanizadas en la vertiente oeste y las playas más batidas y solitarias en el oriente.

Barbados un Caribe diferente.

Orquiedea Aechmea Serrata en Orchid World uno de los lugares más apreciados de Barbados.
Orquiedea Aechmea Serrata en Orchid World uno de los lugares más apreciados de Barbados.

Los atractivos turísticos son variados, por supuesto las playas, con arenas y aguas de colores increíbles, si cabe más espectaculares porque el turismo no es masivo y encontramos siempre lugares de costa donde contemplar el mar y la naturaleza con tranquilidad.

En segundo lugar los fondos submarinos que hacen de Barbados un lugar muy apreciado por los submarinistas y los amantes del snorkel. Peces tropicales, delfines, cetáceos pueden contemplarse sin demasiadas dificultades, pero siempre respetando las consignas de los socorristas y guías.

La música y la animación, el calipso omnipresente y los demás ritmos caribeños se acomodarán a la noche con esas bebidas de colores tan estrafalarios y sabores tan pasionales.

Pero Barbados posee elementos de atracción que escapan un poco de los senderos ya demasiado trillado. Los paisajes naturales, las zonas preservadas son numerosas, aún cuando la naturaleza de Barbados no es la que vio Colón en sus viajes (Sólo Dominica mantiene una naturaleza similar a la del siglo XV). Además Barbados ha humanizado parte de sus entornos naturales creando jardines y parques de orquídeas y otras plantas tropicales.

Un ejemplo es Joe’s River, un bosque tropical que se puede visitar en autobús turístico. Otro es la Barbados Marine Reserve, además de la fauna de la isla que incluye tortugas, iguanas y monos.

Como decíamos, mención aparte merece Orchid World, un parque donde se cultivan más de mil variedades de orquídeas, algunas arbóreas y parasitas otras que crecen sobre la tierra.

Por último, la isla es lugar ideal para hacer compras ya que los turistas no pagan tasas y las tiendas de las grandes marcas del lujo están presente en Bridgetown, sobre todo de joyas.

Vista desde el monte Hillaby que con 366 metros es el punto culminante del país.
Vista desde el monte Hillaby que con 366 metros es el punto culminante del país.

La gastronomía sabrosa y aromática mezcla exotismo e influencias de todos los condimentos y todos los continentes, con un especial recuerdo para el ron y los pasteles. Los frutos, las especias, los encontraran en el populoso mercado de Cheapside.

La estabilidad económica, su desarrollo basado en un turismo más minoritario y de mayor calidad y el hecho de que se sitúe fuera del cinturón de huracanes del Caribe, hacen de Barbados un destino apreciado por los turistas que buscan un Caribe diferente y servicios de calidad.

Cruceros a Barbados.

La isla y su capital Bridgetown son escala de la mayoría de los cruceros que cruzan el mar Caribe. Además de su belleza, la seguridad y la estabilidad de la isla, que cuenta con una de las mejores situaciones económicas de las pequeñas antillas independientes, hacen que las grandes compañías la escojan para sus escalas.

Puertos de salida.

Las plyas de arena blanca de Barbados, un paraiso aún poco visitado. Foto de AdrienG.
Las plyas de arena blanca de Barbados, un paraiso aún poco visitado. Foto de AdrienG.

Los puertos de salida de los cruceros que hacen escala en Barbados son muchos los dos puertos de Florida, Miami, Fort Lauderdale, San Juan en Puerto Rico, La Romana (Rep Dominicana), Nueva York, Málaga, Río de Janeiro, Guadalupe e incluso El Cabo son otros puertos de salida con escalas similares. Las rutas son diversas pero suelen detenerse en Puerto Rico (San Juan), Nassau (Bahamas), las Islas Vírgenes (Charlotte Amelie y Philipsbourg), las antillas francesas (Guadalupe, Martinica), Dominica (Roseau), Santa Lucia (Castries), las antillas holandesas (Aruba, Curaçao), Grenada (St George’s), Antigua (St John’s). Para más información investigue en nuestro buscador, en la barra lateral para saber la disponibilidad y los destinos.

Cruceros con salida en Barbados (Bridgetown).

Ciertos cruceros de lujo, algunos en clippers de cuatro palos salen de la capital barbadiana y recorren el Caribe, sobre todo las islas de barlovento. Otros atraviesan el Atlántico en cruceros que unen Barbados y Roma o Málaga.

Escribir comentario